Eilyn y su paciencia

 

12.08.10

Entre bovinas de tela para lencería, cortinas y ropa en general  se la pasa Eilyn Mendoza,  vendedora No. 20 de El Castillo en Sabana Grande. En un día de trabajo cualquiera, esta muchacha, puede conocer  los pormenores de los arreglos que una abuela le hace al cuarto de su nieto para darle más colorido o las nuevas pintas que un grupo de amigas se confeccionarán para su graduación.

Abuela: Esta tela me gusta para las sabanitas

Comadre: ¿Y no tiene mucho muñequito?

Eilyn: Esta la llevan mucho porque no se arruga y tiene 1.80 mts de ancho

Abuela:  No, ¡eso es mucho para una camita!

Comadre: ¿Y si también le haces el edredón igual?

Eilyn: Le corto 2 metros para las dos cosas

Comadre: Yo siendo tú, me llevaría esta para la sábana y otra con la misma pinta, pero con fondo claro, para el edredón.

Abuela: Como que sí, pero no estoy  segura …

Y en este escenario de incertidumbres,  imaginaciones y precisiones  que puede durar horas, Eilyn  acompaña a sus clientes hasta el final con su actitud comprensiva y paciente. Sí, paciente, porque nunca  hace una mueca  de inquietud o desespero con las cejas, la boca o el lápiz  para decirle -sin palabras- a los cliente “¿Será que se dan una apuradita?” o un “¡Se pueden poner de acuerdo rápido!” No, ella parece disfrutar del proceso de imaginar, crear y decidir  la compra con cada cliente para transformarla en algo útil que embellecerá sus vidas:   cojines, sábanas o vestidos.

“La otra vez vinieron tres muchachas a comprar tela para hacerse una maleta completica de ropa nueva, desde trajes de baño hasta vestiditos y ¡estuve tres horas con ellas! Pero cada una se llevó cuatro facturas y se fueron super contentas” nos cuenta Eilyn, con su sonrisa tímida.

La paciencia es una virtud que debe tener toda persona que trata con público. Esta se comunica mejor cuando se crea ese puente de comunión entre el que sirve y el que es servido,  partiendo del principio que somos diferentes y que lo importante es satisfacer la necesidad (razón por la que compra el cliente) y su expectativa (modo en que quiere recibir el servicio o producto que compra y, como desea usarlo posteriormente).

Eilyn disfruta su paciencia. A nuestra Cara de Hola le gustaría estudiar decoración porque ha aprendido con este trabajo a reconocer todas las telas… ¿Acaso no decora con ellas, los cuerpos y las casas de los clientes que atiende?

Hasta la próxima Cara de Hola.

*Yvis Mata es una comunicadora social, motivadora y conferencista internacional venezolana. Autora  y facilitadora líder de Cara de Hola, una filosofía, metodología y entrenamiento transformacional para mejorar el lado humano de los servicios, atención al cliente, ventas y convivencia que difunde en varios medios y en el mercado corporativo conectando a los equipos con la grandeza de servir, elbienestar, convivencia y productividad. Email: contacto@caradehola.com  www.caradehola.com Síguela por: Twitter: @YvisMata,@CaradeHola; Facebook: Cara de Hola; Instagram: @caradeholaoficial y Youtube: Yvis Mata y su Cara de Hola  Linkedin: Yvis Mata y su Cara de Hola   Google Plus: Yvis Mata y su Cara de Hola

Cara de Hola del  lunes 15/09/08. Diario Últimas Noticias, Suplemento Su Resuelve, pág.12. Caracas-Venezuela

Fotos: BORIS PLOTNIKOV

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s