Sabia empatía de Cheo

25.04.16

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La frase “Cara de Hola” es una expresión que uso en mis adiestramientos para incentivar a mis alumnos a practicar una actitud positiva cuando de atender al público se trata, la cual va mucho más allá que simplemente sonreír.

En este espacio reflexionaremos sobre esas actitudes y habilidades que debe cultivar una persona en su pequeño negocio, en la calle, en su trabajo, para que las personas con quienes interactúa se sientan bien atendidas y sus clientes satisfechos.

En esta oportunidad quiero hablarles de Cheo, el pescadero que trabaja en el Mercado de Quinta Crespo, en Caracas.

Entre conversa y conversa, él despacha, atiende y entretiene a todo el mundo. Eso sí, “al que llega primero se le despacha primero. Y si alguien tiene prisa, se negocia. No puedo dejar ir a un cliente, tú sabes”, comenta.

José Briceño -conocido por todos como Cheo- es un auténtico “Cara de Hola” que lleva años abordando con empatía a la gente que acude a comprarle desde que montó su pescadería rodante en esa esquina en 1996. Su cava luce limpia y él y su ayudante visten uniforme, una modesta bata azul, roja o blanca.

Este podría ser un diálogo de los tantos que cada tarde entabla con sus clientes:

Cheo: Buenas tardes, paisano, ¿qué le ofrezco? Tengo roncador, carite, jurel, curvina… Todo

fresquecito.

El paisano: ¿Qué tiene hoy bueno por ahí?

Cheo: ¿Para un sancocho o para levantar los ánimos?

El paisano: ¡Las dos cosas! (Risas…).

Cheo: Llévese este jurel que está ¡bien bueno!

El paisano: Sí, se ve. Para unas seis personas

Cheo: Con dos kilos va cómodo. (Risas…)

El pescadero lo corta, lo pesa, se lo muestra, consulta el precio, lo mete en una bolsa doble, le cobra y le desea al Cliente: ¡Que todo le salga bien! ¡Vaya con Dios, amigo!

En este pequeño diálogo, Cheo nos muestra claramente lo que es la empatía. Es el acto de ponerse en el lugar de la otra persona, identificando su necesidad y orientándola para que haga la mejor compra o el mejor uso del servicio.

Para ser empático hay que saber observar, escuchar y preguntarle respetuosa y atentamente al cliente qué y cómo quiere recibir el producto o el servicio, ser amable, tener buena presencia, disfrutar de lo que se hace.

Atender con empatía es saludable y ser atendido con empatía es sentir que la vida nos sonríe…

Hasta la próxima Cara de Hola.

*Yvis Mata es una comunicadora social, motivadora y conferencista internacional venezolana. Autora  y facilitadora líder de Cara de Hola, una filosofía, metodología y entrenamiento transformacional para mejorar el lado humano de los servicios, atención al cliente, ventas y convivencia que difunde en varios medios y en el mercado corporativo conectando a los equipos con la grandeza de servir, elbienestar, convivencia y productividad. Email: contacto@caradehola.com  www.caradehola.com Síguela por: Twitter: @YvisMata,@CaradeHola; Facebook: Cara de Hola; Instagram: @caradeholaoficial y Youtube: Yvis Mata y su Cara de Hola  Linkedin: Yvis Mata y su Cara de Hola   Google Plus: Yvis Mata y su Cara de Hola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s